Calzado infantil que tus pequeños van a amar ¡y a ti te dejarán tranquila!

calzado infantil para tu peque

¿Qué tipo de calzado infantil le compras a tu peque? ¿Lo dejas que él o ella elija? ¿Los compras de acuerdo a tus gustos aunque no siempre sea de su agrado?

¡Vaya! Parece tarea fácil pero no lo es. Principalmente por aquellos que se encuentra en etapa de crecimiento y puede que el calzado infantil que le quedaba ayer, hoy ya no es lo mismo.

Es por eso que te presentamos 3 factores muy importantes que el calzado infantil debe tener, tanto para quien lo compra como para quien lo usa.

¿Qué busca tu “peque” en su calzado?

Comodidad ante todo

Correr, andar, bailar, subir, bajar, ir y venir… ¡uff! En los momentos que tu peque se vea imparable, va a necesitar olvidarse de todo, incluso de que está usando zapatos.

Por eso la comodidad no es algo que busque, asumirá que lo que use sea igual a caminar entre las nubes.

Que combinen con todo

¿Zapatos de día o de noche? ¿Para una ocasión formal o informal? ¿Para la escuela o para la casa? ¿Para andar en interiores o exteriores?

A diferencia de los adultos, los niños son felices sin tanto protocolo y mientras menos cambios en su calzado, más felices son. Por eso procura que todo lo que usen, así sea para los pies o para cualquier otra parte del cuerpo combine de forma fácil y sea lo más práctico de usar.

Que estén en tendencia

Aunque cualquier niño busque zapatos divertidos o incluso extravagantes, conforme van creciendo es muy común que prefieran los zapatos que usan los adultos pero sin perder su identidad divertida y juguetona que los zapatos infantiles deben tener.

¿Qué buscas en el calzado de tu hija o hijo?

Seguridad ante todo

Aunque el calzado infantil corresponda a la preferencia de tu peque, no siempre puede ser la mejor opción para él o ella, puesto que usarlo puede ser riesgoso para su salud o bienestar solo “porque se ven bonitos”. Que se adapte al contorno del pie, sea firme pero con un punto de flexibilidad adecuado, antiderrapante y que favorezca su equilibrio; son puntos indispensables a tomar en cuenta al momento de adquirirlos.

Que se adapte a sus necesidades motrices

A propósito del equilibrio, cualquier calzado debe permitirle un correcto desarrollo del pie y del aparato locomotor, respetando la fisiología y la biomecánica de su pie.

Frescura y abrigo a la vez

Materiales que permitan la transpiración, como la piel o el cuero.

Pero tanto con calcetines puestos o sin ellos se ofrezca un abrigo que los cuide de la temporada otoñal e invernal.

 

Ok, y a todo esto te preguntarás: ¿qué tipo de calzado comprar?

Los mocasines o el calzado tipo “top-sailer” cumple con los requisitos que mencionamos anteriormente, combinando lo que tú buscas como mamá como lo que espera tu hija o hijo en su calzado.

Es versátil, seguro, trendy, cómodo, fresco, abrigador ¡y mucho más!

 

 

Si no habías pensado en esta opción, llévate una agradable sorpresa y si tú ya eres fan de este tipo de calzado, es momento de saber qué opina tu peque.